ENFRENTAR LA FRUSTRACIÓN

 Hola amigos. Hoy me siento con ganas de hablar de algo a lo que estamos todos expuestos constantemente desde que nacemos hasta que morimos: LA FRUSTRACIÓN o sensación de impotencia ante cualquier hecho que nos impida lograr un propósito.

Las causas de este sentimiento que nos trastorna, son tan múltiples como los desafíos que nos depara la vida constantemente.

Nacemos siendo, los privilegiados; mimados, y despojados los más golpeados por la desgracia, pero todos sentimos, tarde o temprano, el RECHAZO ante nuestros deseos por hacer frente a aquello que sentimos, nos amenaza.

¿Quién no ha deseado tener una barita mágica para hacer y deshacer a su antojo? Sin embargo, en lugar de eso, tenemos que apañárnoslas para vivir en comunidad con quienes desean y son, diferentes a nosotros por sus características personales y el entorno que les rodea.

Esta escuela de la vida no es tan sencilla como la que nos encontramos en los colegios ordinarios. Aquí cada día es una nueva aventura compartida con toda la creación.

Sin embargo, si analizamos cada ser vivo como a un enemigo, actuamos a la defensiva, en lugar de hacerlo con armonía. La soberbia, el miedo, la ignorancia, el sentimientos de incomprensión que nos frustra, son malos consejeros para pensar y sentir con claridad.

¿Cómo se puede luchar contra todos esos sentimientos que guían nuestros pasos al caos? Parece que la respuesta a esta pregunta es la lección que tenemos encomendada aprender en este escenario al que pertenecemos.

Yo no voy a alimentar una respuesta pesimista, porque creo que la creación, como su propia palabra indica, está elaborada desde un conocimiento constructivo y por tanto positivo.

Nada se funda desde el desencuentro. Se crea desde el encuentro y esto se logra cuando somos capaces de dejar atrás los prejuicios y confiamos en nuestras posibilidades como un todo hacedor, cuyo fundamento es el respeto a lo diferente, porque el AMOR reina.

Pero todo esto se traduce en hechos. El resultado muestra el verdadero valor que se da a esas palabras.

Llevo demasiado tiempo oyendo descalificativos por parte de todos. ¿Dónde queda el respeto y los hechos que demuestren que la intención del ser humano no tiene por qué ser mala?

No se trata de descalificarnos, se trata de escucharnos y dar nuestra opinión sobre cualquier cuestión que nos inquiete con el mismo amor que queremos que los demás nos aporten. Así no hay sitio para la frustración. Escuchar y ser escuchado es el primer paso para trazar juntos ese camino que el creador quiere construir con nosotros. Y el que se ensalce, será humillado y el que se humille, ensalzado.

Espero que la sociedad esté por encima de tanta intimidación dialéctica y trascienda en todos los ámbitos para dar paso a la construcción de un mundo digno para todos con TODOS.

LOVE, Carmen.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized por mcarmen. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mcarmen

Escritora de varias novelas: "Tras la estrella del atardecer" (2017) "Ella estuvo allí", "La llamada del comienzo", "Hacia el destino final". "La conquistadora guadalupana"(2016) "Con destino al valor" (libro juvenil) "Los magos de oriente existen" (libro juvenil) "El amor encuentra el modo" (relato corto)

4 pensamientos en “ENFRENTAR LA FRUSTRACIÓN

  1. Atender para Entender;
    Entender para Comprender;
    Comprender para Trascender.
    Ese debería ser el proceso para acercarnos l@s un@s a l@s otr@s, soltando al final todo enganche o dependencia a traves del fenómeno del trascender.
    Abrazos, amiga.

  2. Gracias amigo. Espero que trasciendas del modo que a ti te llegue, para que juntos podamos crear un mundo de PAZ, AMOR Y SOLIDARIDAD. Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.