Mucho más que MAGIA

Hola amigos. Hoy os quiero contar todo lo que rodea a los rincones más hermosos de la historia que se conoce de esos misteriosos MAGOS o REYES, que acometieron la aventura más descabellada que se puede oír; seguir una estrella en el firmamento, para ADORAR a un niño extraordinario, que tiene un destino único; ser el mensajero del creador, para ofrecer a sus ovejas un futuro mejor, guiándoles por el camino que lleva a la INMORTALIDAD. ¿Se puede ser más rarito?

La verdad es que no sé ni por dónde empezar, de tanta y tan extraordinaria información que he recopilado. Intentaré seguir las huellas más antiguas, hasta las más actuales.

Lo más fiable que encontramos está en San Mateo 2: 1-12 , pero hay unos textos más antiguos y no me refiero a los que la iglesia desechó en su momento, al no ser coherentes con la transmisión oral sobre las enseñanzas cristianas, también llamados apócrifos o secretos, si no de otros aún más antiguos, que se encuentran en los SALMOS, gracias al sabio Salomón, concretamente en Salmo 72, 20,10 que dice así:

 10 Los reyes de Tarsis y de las islas traigan presentes;  los reyes de Sabá y de Seba ofrezcan tributo…

Era como si ya se estuviese sintiendo la magia que se daría ante el infante REY DE REYES.

Posteriormente llega Mateo, del 70 d.C., considerado, como uno de los cuatro fidedignos evangelistas de la historia más extraordinaria jamás contada, con Cristo como hijo de Dios y guía de SALVACIÓN. El resto de escritos son desechados, aunque todavía se conservan, ya que entre sus múltiples incoherencias, también hay ciertas concordancias que pueden complementar la tradición oral y escrita por los evangelistas oficiales.

De este modo sabemos que los magos siguieron una estrella para llegar a adorar al niño Dios, en la época del rey Herodes, ofreciéndole tres obsequios: oro, incienso y mirra. Pero además concreta algo importante, el lugar de nacimiento: BELÉN. Y este lugar es señalado por un profeta llamado MIQUEAS, que también pertenece a mucho tiempo atrás, ya que consta en los escritos del ANTIGUO TESTAMENTO.

Pero la cosa no queda ahí. Se cree que posteriormente se ha ido diciendo que estos magos provenían de tres reinos distintos, por aquello de hacer partícipes del evento a todas las naciones y razas, pero en el libro: «La infancia de Jesús», del papa Benedicto XVI, se destaca que los Reyes Magos probablemente no venían de Oriente, si no de Tartessos, una zona que los historiadores ubican entre Huelva, Cádiz y Sevilla, en ESPAÑA.

Y si pensáis que la cosa acaba aquí, estáis muy equivocados. El afán del emperador romano, Constantino, siglo IV, tratando de reunir todo los vestigios relacionados con Jesús, mandó encontrar también las reliquias de los magos y aunque en un principio se guardaron en Milán: Italia, ahora dicen estar en Alemania, más concretamente en Colonia, en la iglesia de San Pedro.

Sin embargo, hay una leyenda muy hermosa, que no quiero dejar de contaros, ya que tiene una enseñanza muy valiosa, registrada en los evangelios –San Mateo 25,40–. El autor: Henry Van Dyke, nos descubre en 1896 al rey ARTABÁN, el cuarto Mago, en su obra «The Other wise Man». Merece la pena leer lo que este teólogo presbiteriano estadounidense cuenta y os lo recomiendo.

Al parecer Artabán no logró encontrarse con los Magos de Oriente, ya que su infinita misericordia por el prójimo le hizo atender a todas las personas que se encontró por el camino, necesitadas de las riquezas que llevaba al niño Dios, y de su bondad. El Mago no pudo desoír todo ello y murió sin llegar a adorar a Jesús, ni de niño ni de adulto. Sin embargo la moraleja es muy edificante, puesto que muestra como ayudando a los demás, lo hizo con Cristo, que precisamente, eso es lo que nos pide que hagamos.

Aunque esta no es la única historia interesante que os voy a recomendar, en esta singular ocasión, también hay una autora que se ha atrevido a llevar esa magia que han repartido los magos en nuestros corazones, en un libro que recoge lo más hermoso de ellos, aplicado a nuestros tiempos: «LOS MAGOS DE ORIENTE EXISTEN».

Y es que, a mí también me sucedió algo misterioso el día de los Reyes Magos, y no podía por menos que agradecérselo con esta historia para niños -en espíritu-. Pero para averiguar porque estoy tan agradecida a ellos, tendréis que adentraros en la historia de Miguel: el protagonista de mi libro.

Espero que os guste y que os ayude a ver la magia de la Navidad, con más ESPERANZA. Porque sin duda, lo último y yo diría, lo que nunca se debe de perder, es; ese sentimiento que nos hace levantarnos cada día con ilusión y dar lo mejor de nosotros a los demás, desarrollando así, nuestro mejor potencial.

¡FELIZ DÍA DE LA EPIFANÍA!, de la mano de los REYES MAGOS, del lugar de cuyo nombre sólo ellos saben.

https://www.bubok.es/libros/244444/Los-Magos-de-Oriente-Existen

LOVE, Carmen.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized por mcarmen. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mcarmen

Escritora de varias novelas: "Tras la estrella del atardecer" (2017) "Ella estuvo allí", "La llamada del comienzo", "Hacia el destino final". "La conquistadora guadalupana"(2016) "Con destino al valor" (libro juvenil) "Los magos de oriente existen" (libro juvenil) "El amor encuentra el modo" (relato corto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.